LIBRO DE VISITAS

lunes, 27 de diciembre de 2010

NAVIDAD

Bueno, pues me ha tocado currar esta navidad, y además en turnos de doce horas nada más y nada menos. Pero miremos el lado positivo: libro en Nochevieja!!!!! En fin, lo malo es que el año que viene roto los turnos y me toca librar en Navidad y comerme las uvas en el hotel, pero es lo que hay. Pero vamos a lo que vamos, la crónica de estos dos días:

CRÓNICA DEL 24 DE DICIEMBRE:

Me tocaba entrar a las 8 de la tarde, hasta las 8 de la mañana. Se me iba a hacer eterno el turno, pero cuando llego al hotel, me encuentro super animado. Eso es bueno, llegar animado, que si no, no hay un dios que aguante aquello. Pero luego pensé: "Ya verás cómo al final se me va la alegría", y, la verdad, me empecé a aburrir un poquillo a las dos horas, pero como después de la cena había barra libre hasta las tres de la mañana, pues... (No, no penséis mal, no me puse a mamar como un perro, porque, entre otras cosas, yo no bebo alcohol). Pero quiero decir que la barra libre era en el bar del hotel, al ladito de la recepción, y se iba  a llenar de gente, que, quieras o no, te anima un poco. Yo pensé: "Jo, desde las 10", y veía cómo las agujas del reloj cada vez iban más y más lentas; tanto, que alguna vez me pareció ver que las agujas iban marcha atrás, pero los tropecientos niños que había me animaron. Cantando, saltando y riendo, pues eso anima un poco. Pero lo bueno es que eran pocos para lo que me esperaba, y antes de las doce y media ya se fueron todos a dormir.... Todos, menos un grupillo de unas seis personas.... sin niños. Y la ecuación "adultos" + "no-niños" + "alcohol gratis" da un resultado peligroso. Pero menos de lo que esperaba. Tan sólo que a uno de ellos le salió el gracioso que llevaba dentro, pero me dejaron tranquilo. Y así hasta las dos y media de la mañana (puffff!!!).

También hubo una mujer (que al final era de ese grupito) que me llega y me pide que suba el volumen del hilo musical, porque no oía nada. "No es por mí. Lo digo porque la gente querrá oírlo también" Uy, sí. Ya ves lo interesada que está la gente en la música que hablan para que se oiga mejor (ironía). En fin, Serafín...

Y eso no es nada. Porque un cliente se peleó con el teléfono de su habitación. Decía que cuando marcada para llamar, le salía un "tu tu tu". Pero, alma de cántaro, si le sale eso es que está comunicando. Pero la verdad era que no le querían contestar. Pobre muchacho, me dio lástima y todo. Quería decirle: "Déjalo. Duérmete y mañana lo intentas otra vez". Pero en fin, hay gente para todo. Bueno, yo ya lo estoy viviendo con humor, que estresarse y ponerse de mala uva por todo esto es tontería (y más teniendo en cuenta que esto sólo se hace porque es Navidad).

Y para colmo, se nos avería la puerta. Gracias a Dios que la pudimos arreglar, porque una puerta averiada, y en Navidad, ¿a quién llamas? Porque seguro que la empresa de la puerta está cerrada estos dos días. Bueno, aquí lo dejo y mañana os cuento qué me ha pasado.


CRÓNICA DEL 25 DE DICIEMBRE:

Aunque no lo parezca, hoy ha sido más aburrido que ayer. No había ni barra libre (que, por un lado, me alegro, pero, por otro, me gustaría que hubiera habido algo, que así me habría animado un poquico). Pero bueno, de todas maneras, no he pasado hambre, que me han vuelto a dejar cena (aunque no os guste, tenéis que probar las manitas, ¿o es manillas? de cerdo en salsa de almejas *babas a lo Homer Simpson*

En fin, a lo que vamos. Que la noche ha sido más tranquilita que ayer, destacando únicamente a un cliente. Os cuento, aparece uno de los camareros que acaba de dejar un room service (servicio de habitaciones) en la habitación, y resulta que el pobre se encuentra con la chica que acompañaba al muchacho en la cama.... arropada.... de la cintura para abajo. Sí, como suena. Pero lo bueno no es eso. Lo bueno es que, no sé, tres o cuatro horas después me llaman a la recepción. "¿Podría subir alguien a la habitación? Que se me ha roto un vaso y por no cortarme". Subo, y mientras pienso: "Ahora me secuestran en la habitación", porque me sonaba a excusa barata lo del vaso, pero allá que voy, con escoba y todo. Cuando llego, me abre la puerta y me dice que el vaso se rompió al lado de la cama, y, ¿qué me encuentro? Pues a una chica en la cama (eso sí, muy tapadita ella). Y sí. Era esa habitación. Yo me concentré en recoger los cristalitos del vaso y largarme cuanto antes, porque se pasa vergüencica, ¿eh? Aunque no sé si la pasaron más ellos o yo.

Bueno, y en principio sólo eso, y tan sólo son las cuatro menos cuarto, así que aún queda mucha noche por delante y aún pueden pasar cosas, pero no creo. Bueno, pues hasta aquí lo que dio de sí estas dos noches. Y ya mañana nada, que libro (Yujuuu!!!!!!). Y el lunes, de vuelta al currele (ya de vuelta al horario normal).

FELIZ NAVIDAD A TODOS!!!!!

Me equivoqué. Si que ha pasado algo más. Veréis: serían, no sé, cerca de las cuatro y media, más o menos (aunque no estaba atento al reloj) cuando llaman a la puerta. Por la noche la tenemos cerrada por seguridad y eso, y una mujer me pregunta por una habitación. No sabe el número ni el nombre completo, pero "sé que mi hija está ahí dentro, así que o me deja entrar o llamo a la policía". Yo me asusté, en serio, así que la pedí que esperara un momento y llamo al de seguridad (que estaba conmigo). Se lo cuento y me dice que abra. La mujer, muy educada, nos cuenta a los dos que su hija no había vuelto a casa, y que lo último es que su propia hija la llamó diciéndola que se encontraba en el hotel. Total, que por la descripción que nos da la mujer, el de seguridad y yo reconocemos a la chica y la ubicamos en la habitación. Llamamos a la habitación por teléfono y, pidiendo disculpas por el teléfono, pedimos amablemente que baje a recepción la chica (decimos el nombre completo de la chica, a pesar de que tenemos los datos del novio). Y, bueno, ya os podéis imaginar la cara que puso la chica cuando vio a su madre. Montaron una pequeña escenita, pero, vamos, sin demasiada algarabía. Total, que la madre se llevó a la hija a casa (no sin antes, la mujer, pedirnos disculpas por las molestias y darnos las gracias).

Y ahora sí... FELIZ NAVIDAD!!!!!!

lunes, 20 de diciembre de 2010

LA CENA DE NAVIDAD

Como ya estamos en fechas, pues ya es normal ir viendo día sí y día también las cenas de empresa de Navidad. Este fin de semana hemos tenido bastantes en el restaurante del hotel: concretamente, el viernes tuvimos hasta cinco a la vez (!). Yo ya me estaba concienciando de la larga noche que me iba a esperar (sobre todo de una de las cenas, la única que tenía hora de cierre.... ¡a las 5 de la mañana!), pero cuál fue mi sorpresa que, efectivamente acabó a las cinco, pero se portaron muy bien (yo califico así a los grupos que NO me dan la murga) :P

En concreto, esta cena tenía prevista la intervención de un monologuista, y cuál fue mi sorpresa al ver quién era:


Pues sí, era Leo Harlem. Y aquí se hizo la foto con mis compañeros del restaurante. Salen guapos, ¿a que sí?

En fin, que la cena y todo muy bien. Lamentablemente no puedo decir lo mismo de la cena del día siguiente, a cargo de otro grupo. Aquí también había hora de cierre: las cuatro, pero no se fueron hasta media hora después. Bueno, se les perdona... excepto lo que me hicieron cuatro de ellos. Atención, que, aunque parezca broma, ocurrió de verdad:

Primero, para que os hagáis un poco a la ídea, delante de la recepción tenemos los ascensores y la escalera que suben a las habitación de los pisos altos, y al lado de la recepción hay una puerta que comunica, mediante un pequeño pasillo, con la zona de los restaurantes. Pues bien, de repente se abre la puerta y veo a cuatro personas salir corriendo escaleras arriba. Yo me salgo de la recepción para llamarles la atención cuando veo salir por la puerta del pasillo humo. Lo primero que pensé (fijándome en las risas de estos cuatro individuos) es que el humo podría ser de una bomba de humo o de un hielo seco. Y cuál es mi sorpresa al asomarme que el extintor que hay nada más pasar la puerta tenía la manguerita abierta y se oía perfectamente cómo se escapaba el aire de la bombona. Aparte de que estaba todo el suelo cubierto del polvillo blanco del extintor.

Entonces me subo para recriminarles lo que hicieron, pero al llegar al piso donde estaban aún riéndose de lo que acababan de hacer, paso de largo. Así soy yo, un cobarde. Pero me quedé con la habitación de uno de ellos, y, ¿sabéis qué? ¡Que era el jefe del grupo! Y no era un grupo de jóvenes, no, sino que eran personas que su edad ya empezaba por cuatro.

Si no me hubiera acobardado, seguro que la escena habría sido tal que así:

Yo: Muy divertido, ¿no?
Grupito: ¿Perdón?
Yo: Que muy divertido lo que acaban de hacer con el extintor. Pues más divertido sería si ocurriera un incendio en el hotel, vayamos a usar ese extintor y, ¡oh, sorpresa!, está vacío. ¡Pero ustedes sugan riendo! Que más gracia les va a hacer cuando el director del hotel quiera hablar con ustedes a primera hora (y aquí me habría dado la vuelta y bajando la escalera a la recepción. Seguro que el jefe del grupo se volvería todo indignado y me diría:)
¡Usted no tiene por qué hablarnos así!
Yo: Yo no le hablo de ninguna manera, tan sólo actúo según las circunstancias. ¿Que hay un cliente majo, simpático, agradable? Yo le contesto con la sonrisa en los labios. ¿Que el cliente es antipático, arrogante y maleducado? Yo le respondo de la misma manera.
Grupito: ¡Ahora mismo quiero la hoja de reclamaciones!
Yo: Y está en todo su derecho, no se lo voy a negar. Si quiere, me puede acompañar a la recepción para rellenar una hoja, pero, ¿qué va a reclamar? ¿Que se le recriminara por usar un extintor sin permiso?

Pero me alegro de no haber hecho nada, no sea que se liara parda.

Y así terminé aquel sábado, con un mal humor en todo mi ser.

Y ahora, domingo, estoy de mucho mejor humor, sobre todo por la cena de empresa, de MI empresa, que los hoteles también tenemos derecho a celebrar nuestras cenas de Navidad, ¿no? Lo único malo es que me toca currar esta noche, pero bueno, casi mejor, porque, a decir verdad, yo no soy muy fiesterio que digamos, y si llegara a librar, antes de las 3 ya estaría en mi casa durmiendo (cosa normal, por otra parte, ya que mis compañeros se fueron a esa hora).

Y ya sabéis vosotros, cuidado con la bebida y el coche. Y si bebéis, coged un taxi.

Y me despido ya hasta otra entrada, que, si la cosa va bien, será antes de fin de año, ya que me toca currar en Nochebuena y Navidad (librando Nochevieja y Año Nuevo) :P Lo malo es que me toca hacer esas dos noches turnos de 12 horas, pero bueno, a ver cómo lo soporto.

Feliz Navidad y, por si acaso, Feliz Año Nuevo!!!!

viernes, 10 de diciembre de 2010

¿Os acordáis del listado que preparé de famosos que se hospedaron en el hotel? (Si no os acordáis, podéis buscarlo. Está unas pocas entradas más abajo). Pues hay que añadir un nombre más a esa lista. Ya lo comenté hace unos días en mi facebook, dando como pista que este personaje formaba parte del repertorio de imitaciones de Miki Nadal (con lo que la lista se reduce bastante, ¿no? XD). Bueno...., pues no os diré quién es; tan sólo os daré otra pista, pero seguro que lo adivinaréis: cuando le saludas, él siempre te responde con un divertido: "me la agarras con la mano". Pues sí, señoras y señores: se trata de nada más y nada menos que..... MARIANO RAJOY!!!!


Uy, perdón, éste Rajoy no.

Éste Rajoy:


¡En serio, y de verdad de la buena! Y aquí está la prueba:

http://www.elfarodigital.es/portada/politica/101-espana/29224-rajoy-participara-manana-en-segovia-en-el-encuentro-de-presidentes-del-pp.html

Y, ¿qué tal?, me diréis. Bueno..... Pues le he visto majete. Y eso que sólo hemos cruzado un "buenas noches", pero su forma de decirlo, y su saludo me ha hecho verle como alguien majo y simpático (y estos calificativos venidos de alguien con unas ideologías como las mías ya es un gran logro para este hombre).

Si he de deciros la verdad, esperaba no tener que verle, o, por lo menos, no hacerle el "check in" (esto es, tomar los datos para meterlos en el ordenador y darle la llave d ela habitación), porque seguro que me iba a acordar del chascarrillo tan característico de la imitación de Miki Nadal (ya sabéis, su famosa rima de "me la agarras...") y me reiría en su cara, pero no, se fue directo a la habitación.

¿Y por qué se alojó en el hotel? Simple: en Segovia se preparó una reunión del PP, y se hospedaron en el hotel políticos afines a este partido (quiero decir, que pertenecen a sus filas). Creo recordar que eran (candidatos) alcaldes del PP, sobre todo de Andalucía, Cataluña y Canarias. Pero al único que conocí de la lista era al señor Rajoy.... y a Esteban Gonzalez Pons. Y una persona más que no estaba en la lista (a no ser que estuviera a nombre del marido), pero sí que la vi llegar al hotel, pero no irse. Es decir, que no venía a acompañar a alguien: se trata de Maria Dolores de Cospedal.

Cuando me enteré de que venía Rajoy, yo ya me mentalicé de que me darían la noche (yo me entiendo), pero no, se portaron muy bien conmigo, aunuqe.... aunque una mujer se me terminó medio enfadando. Veréis: poco después de llegar me llaman a la recepción. Una mujer me pide que la suban el desayuno por la mañana. Yo tomo nota del tipo de desayuno que quiere (casi siempre un continental) y me pide también que la suban los periódicos. Yo respondo que no, que no puede ser (no porque no tengamos periódicos, sino porque nos llegan sólo una copia de cada y es para todos los clientes). La mujer me dice que si no puede ser, pues que le compremos uno y que se lo subamos entonces. Yo me sigo negando, ya que para eso ella tuvo que haber avisado a la tarde, para que nosotros llamáramos al turno de mañana para que, antes de venir al hotel, comprara los periódicos (cargando el coste del mismo a la habitación). Y la mujer.. ¡se me enfada! En fin, cómo se nota que el PP es el partido de los ricos..... ¬¬

Esto me recuerda a otra cosa que me pasó hace unos días. Una mujer me llega y me pregunta la hora de salida. Yo le respondo que a las 12. "¿No puede ser un poco más tarde?" "Bueno...... quizá se le pueda dejar a las 12 y media o una, pero depende de la capacidad del hotel" Veo que el hotel, el día siguiente, se vacía bastante, así que la digo que, en principio, no habría problema, pero que lo confirmara antes con el turno de mañana. "Yo quería salir a la 1 y media, porque como cuando hemos llegado la habitación no estaba lista hasta la una y media, pues yo también quiero salir a la una y media". Me dieron ganas de responderla: "Pero, vamos a ver, señora, el hotel estaba lleno ayer y lo está hoy (puente). Qué culpa tenemos nosotros de que los cliente apuren hasta el último segundo la salida. Porque luego, las camareras de pisos tienen que hacer las habitaciones con prisas, y es normal que haya habitaciones que hasta casi la hora de comer no están listas", pero me lo callé. Yo la respondo que tendría que hablarlo por la mañana, aun así, la comentó que eso lleva un coste. También la comentó una promoción que tenemos en el hotel en la cual te puedes quedar en la habitación hasta las 5 de la tarde sin coste alguno, siempre y cuando reserves en el restaurante para comer. No la convence a la mujer y sigue en sus trece. En fin, yo avisé a mis compañeras, pero no sé cómo acabó la cosa. (Si es que lo ahí con una jeta....).

Bueno, aun así, os deseo feliz Navidad por adelantado.... ya que me toca currar en Nochebuena y Navidad, con turnacos de 12 horas. Ya os relataré cómo los he pasado.... si sobrevivo XD

HOTEL CÁNDIDO EN TVE

No sé si habréis estado atentos a la televisión este puente (concretamente el día 6), pero es que salió mi hotel :P
Fue en España Directo, y más concretamente en la sección de las recetas. Y para muestra, los videos de las tres recetas que se hicieron:

http://www.rtve.es/mediateca/videos/20101208/espana-directo---judiones-granja/955947.shtml

http://www.rtve.es/mediateca/videos/20101208/espana-directo---bacalao-crema-patata/955959.shtml

http://www.rtve.es/mediateca/videos/20101208/espana-directo---carrilleras-cochinillo-salsa/955958.shtml

Estoy buscando un programa bueno para bajarme los videos. En cuanto estén, los subo a este blog. Además, os dejo una foto que sacamos durante el directo:

domingo, 5 de diciembre de 2010

BODAS + ALCOHOL - EDUCACIÓN

Decidido. Cuando me case (bueno, primero, a ver si "engaño" a alguien) prohibiré que se sirva alcohol en el banquete. Si es que la gente no sabe beber. Y lo digo por la boda que hubo ayer. En principio era comida, por lo que en mi turno ya habría acabado. Iluso... No termino la cosa hasta las dos de la mañana. Y, bueno, ya se sabe lo que pasa con el alcohol, ¿no?

Primero uno me llega y me dice que me deja el vaso con la bebida en la recepción para no dejarla en cualquier sitio. ¡Pero déjala en la habitación, pedazo mamón! Y aún así, me dijo saber que eso no era un bar. En fin... Y ahí no acaba la cosa. Se acerca a un florero del hall y pregunta si puede coger una flor, que es para su novia, que está enfadada. Pero da igual, da igual que yo le dijera que no, da igual que las flores fueran de plástico, el tío coge una flor y se la lleva. Y otra flor de otro florero...

Y qué tendrán los vasos de cubata para que sea imposible totalmente de soltarlos de la mano...

Pero lo bueno es que entre los invitados había extranjeros (noruegos, creo), y me llegan unos cuatro o cinco de ellos de la boda a las habitaciones con risas y carcajadas. Cuando me ven, se callan y eso, pero poco les duró. Se quedaron en el pasillo de las habitaciones hablando (luego fui a llamarles la atención), pero lo más, digamos que "llamativo" era uno de ellos en camisa de tirantes (!). Vamos, que se creen que esto es Pensión "Mari Puri". En fin, yo ya es que no me asusto de nada, porque son ya para cuatro años de curro y ya estoy curado de espanto, y prueba de ello es que termino riendo al momento de lo ocurrido, pero esta falta total de disciplina y educación.... ¡¡¡es que me repatea enormemente!!!

Bueno, gracias a Dios que las tres de la mañana llegan pronto y todo se acaba.... hasta la semana siguiente. Pero hay cosas más importantes en la vida, ¿no? Como, por ejemplo, este puente en el que el hotel lo tenemos a tope, los terribles turnos de DOCE HORAS en Navidad (el lado positivo es que se libro en Nochevieja), y una sorpresita que ya os diré la semana que viene.

viernes, 3 de diciembre de 2010

NAVIDAD EN EL HOTEL

Feliz Navidad!!!!!

Bueno, ya sé que faltan más de dos semanas, pero es que aquí ya ha caído la primera nevada de la temporada... ¡¡¡y menuda nevada!!! Un poco más me veo yendo al hotel a patita, porque no me atrevía a coger el coche. Si es que aquí, en Segovia, cuando nieva, nieva pero a base de bien. Y para muestra, los exteriores del hotel:


Las luces que adornan la valla y los árboles del hotel




Esto sí que es un verdadero manto blanco




La fuente de la entrada, con evidentes signos de congelación




Decoración interior




Recepción




Y he aquí quien me va a acompañar por las noches durante estas fiestas

Y, bueno, hoy tan sólo tenemos dos habitaciones ocupadas. Y no me puedo quejar, que este finde llenamos el hotel (claro, como que empieza el puente). En fin, a ver qué ocurre en este puente que sea digno de comentar. Pero si no, hasta navidades nada, que ahí sí que os contaré algo... como, por ejemplo, cómo sobrevivir a DOCE horas de turno (aunque ya estoy acostumbrado, porque, si no recuerdo mal, este ya sería mi tercer año haciendo ese tipo de turno, pero sólo lo hacemos en esas fechas: Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo. El resto del año son turnos normales de ocho horas). Espero no morir en el intento :P

sábado, 20 de noviembre de 2010

CANDIDO, UN HOTEL DE FAMOSOS

Pues eso, que en cuatro años que lleva abierto el hotel ya se han pasado más famosos que por los platós de Telecinco XD
Y para muestra, un botón: el videoclip que grabó en el hotel Toñi Salazar (que, por cierto, iba a casarse en el hotel, pero como al final canceló la boda, pues nada)


video


Y no sólo la tuvimos a ella. También han dormido en nuestras camas personajes tan dispares como Inma Sara, Inma Cuesta, Jesús Bonilla, Luis Piedrahita, Anthony Blake, Pedro Lavirgen, Abraham Olano, Carlos Herrera, Tomás Roncero, Tomás Guasch, o incluso el mismísimo Adolfo Suarez (hijo). Pero no sólo ellos, también se hospedaron los equipos de fútbol sala de Caja Segovia, Boomerang o Pozo Murcia, incluso hasta la selección japonesa, o el equipo femenino de fútbol del Rayo Vallecano, o el equipo de producción de Globomedia, cuando estaban grabando la primera temporada de Águila Roja.

También nos honraron con su presencia (aunque sólo fuera en comida o cena) Manolo García, Teresa Rivero o incluso el propio Alessandro Lecquio. Así que ya sabéis, si queréis conocer a algún famoso, reservar una habitación en el hotel, que lo mismo tenéis suerte y podréis ver a alguno (es coña).

domingo, 14 de noviembre de 2010

EL HOTEL EN EL FACE

Pues nada, que me acabo de enterar que el hotel, MI HOTEL, ha decidido modernizarse en cierto sentido, y se ha hecho una página en el facebook. Si queréis echarle un ojo:
http://www.facebook.com/#!/hotelcandido

viernes, 12 de noviembre de 2010

LA NOCHE QUE MÁS MIEDO PASÉ

Bueno, pues me acabo de acordar de una anécdota que me pasó y que fue con la que más miedo pasé. Os cuento: sábado noche. Boda. Baile. Todo hasta ahí bien. Cuando me llaman por teléfono (la centralita nuestra de la recepción), y era de un compañero (¿camarero? ¿seguridad? ¿jefe? Ahora no recuerdo, pero creo que fue uno de los camareros). La cosa es que me llama para advertirme de dos parejas jóvenes "con malas pintas". Y es que se colaron en la boda y exigían bebidas. Al parecer los camareros se negaban a dárselas (ya que se dieron cuenta al momento de que no eran invitados de la boda) y armaron una buena.

Bueno, pues el caso es que al poco les veo aparecer. Mejor dicho, les oigo. Armando barullo. Me llegan a la recepción para coger la habitación (no habían hecho el "check-in"). Pido el DNI de uno de ellos para pasar los datos al ordenador cuando, por el rabillo del ojo, veo moverse la puerta principal (giratoria)... ¡¡¡y uno de nuestros carritos portaequipajes saliendo solo!!! Bueno, solo no. Dos chicas, sentadas en el carrito, ayudaban ¬¬

Yo ya estaba viendo que la cosa se estaba desmadrando, así que llamé al de seguridad, que le faltó tiempo para venir XD

Pero no sólo apareció él, sino que también vinieron una de las camareras y una de las jefas, que estaba ultimando la factura del banquete. La camarera y yo nos hicimos a un lado, ya que el de seguridad y la jefa se pusieron a discutir con estas dos parejas. Y la jefa, en un momento, me dice: "¡¡¡No les des las habitaciones!!! ¡¡¡No se las dés!!!" Pero al final se las di, no recuerdo por qué, pero fue por una "amenaza" de la jefa a los chavales (algo así como que si no se comportaban llamaríamos a la policía). Pero lo que nunca olvidaré es una frase de uno de los chavales: "Yo he pagado un montón por la habitación y tengo derecho a hacer lo que quiera".

Siempre lo digo: la gente confunde las estrellas de un hotel (que representan los servicios que presta el hotel) con la libertad.

domingo, 7 de noviembre de 2010

HAY GOLPES Y GOLPES

Bueno, ya era hora de una nueva entrada, ¿no? Después de más de una semana, ya me diréis.... XD
Pero es que ha sido buena.... Empezaré desde el principio: Medianoche. Empieza mi turno. Llego al hotel y me encuentro la puerta así:


No sé si se verá bien, pero la hoja que está de frente está rajada completamente. Yo me quedé O_O

Pregunté y me dijeron que esa tarde una niña (creo que no más de siete u ocho años) fue a la puerta (creo que corriendo). La puerta gira hacia la derecha, la niña pensó que giraba hacia la izquierda y... bueno, este es el resultado. A la niña no la pasó nada, dentro de lo que cabe, gracias a Dios.

Pero lo más fuerte fue la reacción de los padres. El padre, muy comprensivo, pidió mil y una disculpas, y hasta dijo hacerse cargo de la factura de la puerta, pero la mujer, al oír aquello, dijo que no, que la culpa no es de ellos, sino del hotel (algo así como diciendo que la culpa es nuestra por no estar atentos a la niña).

Pero para golpes los de anoche. Serían cerca de las dos y media o tres de la mañana. Yo estaba en el despacho con el ordenador cuando oigo un portazo. Al principio me asusté, claro, pero al momento pensé que sería el de seguridad haciendo la ronda. Al rato oigo golpes y noto como si hubiera alguien corriendo. Me asomo y escucho. Más ruidos. Así durante un buen rato. Hasta oigo una puerta (de una habitación) abrirse hasta en dos o tres ocasiones. Y una de las veces oigo como si alguien golpeara el suelo (fuera de la habitación) con un periódico (no sé si me entendéis). Cuando aparece el de seguridad, se lo comento, y él me responde que estuvo atento a todo. Total, que se acerca a mirar el número de la habitación. Cuando lo oigo, me acordé de que ese mismo cliente llegó poco antes bastante bien (nótese el sarcasmo). Y entre eso y que era extranjero, pues al hablar, lo que es entenderle, pues como que no se le entendía bien...

Harto de los golpes y todo, el de seguridad les llama la atención, y cesan los golpes. Pero lo peor es que el compañero me dijo que vio salir a una chica de la habitación, y el chico la volvía a meter dentro. Una de dos, o los golpes son de que la estaba poniendo a caldo, o que la estaba dando lo suyo y lo de su prima (prefiero pensar una tercera opción: que los dos estaban borrachos y daban golpes por que sí). Pero llegué a verme a mí mismo dándole una habitación a la chica huyendo del chico. Porque eso ya pasó en el hotel, poco antes de entrar yo a trabajar (bueno, todo lo acaecido en el hotel antes de mi llegada siempre es "poco antes", ya que entré a trabajar unos seis meses después de que se construyera).

Y porque no era del grupo que teníamos alojado en el hotel, si no, se lo habríamos contado al portavoz. Que esa es otra. Me llega una chica del grupo. La puerta la cerramos (por seguridad) y hay un timbre por el que preguntamos habitación y nombre, para comprobar que todo coincide. Si no, no se abre. Pues le pregunto a la mujer el número de habitación, y me dice que no se acuerda, que la abra. Yo insisto, y la mujer me dice "la doscientos no se qué" (sí, así, literalmente), hasta que me dice el número. Pregunto el nombre, y la mujer se medio enfada y me repite (más bien, exige) que la abra. Yo, temiendo que se la crucen los cables y pueda terminar rompiendo los cristales de la puerta, la abro (sí, yo siempre me pongo en lo peor). Y cuando entra, me mentalizo de la bronca que me pueda echar, pero no. Me dice: "Como comprenderás, me da vergüenza por el estado en el que estoy". Si os digo la verdad, yo la veía bien. No se la notaba nada la borrachera. Pero lo mejor es que mientras hablaba, se la coló un hipo. Si es que la gente no sabe beber...

sábado, 30 de octubre de 2010

HALLOWEEN

Bueno, pues aquí estoy de nuevo. Ha pasado bastante tiempo, pero porque quería esperar hasta ahora para publicar. Y es que ya estamos en Halloween.... y en el hotel también. El año pasado me libré de disfrazarme (sí, el año pasado todo el mundo acabó disfrazado.... hasta el director), pero no sé yo si este año también me libraré... Es que me veo entrando por la puerta y encontrarme con el director (otra vez disfrazado) y dándome un gorro de bruja decirme: "Toma, póntelo". Y mi respuesta sería: "Adiós, muy buenas", y me monto en el coche para volver a mi casa. Y es que si vièrais a mis compañeras de día con un gorro de bruja enorme atendiendo a los clientes.... Y no sólo eso, sino que el director disfrazado de Drácula (que, por cierto, muy logrado el maquillaje) y los camareros también de vampiros (con colmillos chorreando sangre y todo, eso sí, pintados). Bueno, os dejo unas fotos que acabo de hacer de la decoración de este año en la recepción:




Si el chiste de que el super-jefe se parece a Hitchcock ya está muy visto, ahora es exagerado



Por cierto, esta noche del sábado es el cambio de hora: una hora más, y me toca currar..... En fin, veré cómo lo supero sin llegar al suicidio XD

viernes, 22 de octubre de 2010

LA ANÉCDOTA MÁS SURREALISTA QUE VIVÍ

¡DIOS! ¡CÓMO PUEDE SER QUE NO ME HAYA ACORDADO DE ESTA ANÉCDOTA! Me acabo de acordar de una anécdota muy buena, un tanto surrealista, pero que ocurrió de verdad. Veréis: Era un grupo (qué raro...) que me vinieron a las tantas de la mañana, como siempre, y bastante alegres. Tanto, que un taxi no era suficiente y vinieron en autobús. Es coña, tenían un autocar alquilado y les trajo de donde estuvieran de juerga. La cosa es que llegan (ya se les intuía por las voces que daban) y se quedan en la puerta hablando entre ellos, eso sí, con un tono adecuado. De repente, uno de ellos pregunta por un compañero. Los demás le buscan entre el grupo y resulta que no está. Entonces otro se da cuenta de que está en el autocar y salen corriendo llamando al autocar, que se iba. Y se fue. ¿Y qué hicieron? Pues pensar (milagro que alguno estuviera lo bastante sobrio como para pensar) y decidienron llamar al conductor a su móvil, pero ninguno de ellos tenía el número. Sólo la "jefa" del grupo, que estaba durmiendo, pero ninguno de ellos se atrevía a despertarla, porque parece ser que era una mujer de bastante genio. Después de un buen rato, se deciden a llamarla, con miedo, y la mujer responde. Le cuentan todo lo que les ha pasado y la mujer les da el teléfono del conductor. Le llaman, el hombre responde y le dicen que un compañero puede que se haya quedado dormido en el autocar. El hombro estaba conduciendo y no puede pararse, pero mira por el retrovisor y no ve a nadie. Uno de ellos responde: "Como está oscuro, no le verás, porque es negro". Yo trataba de aguantar la risa, porque estaban en la recepción, pero cuando oigo (tenían puesto el manos libres) que el conductor para y decider revisar los asientos, hay un poco de silencio hasta que se oye al conductor decir: "Anda... Si está aquí", ahí me uní al grupo en la risa.
"Bueno, tráelo de vuelta"
"No puedo. Acabo de pasar la aduana" (Segovia-Madrid, para que os situéis). Al final se solucionó llamando a un taxi para que esperara al otro lado de aduana y el hombre pasara sin problemas para coger el taxi.
Si alguno ha vivido algo más surrealista que esto, que lo diga.

PD: El hombre apareció sano y salvo en el hotel, dedicándole bonitos piropos a sus compañeros.....

domingo, 17 de octubre de 2010

TIEMPO CAMBIANTE

Ya estamos en otoño, y el tiempo ya va siendo malillo.... Aquí en el hotel se siente, sobre todo por la noche, cuando se levanta el aire. El año pasado llegó a tal magnitud que nos dejó sin puertas (!). Son de las giratorias, y el viento era tan potente que hizo que dos de las tres hojas de la puerta se doblaran hacia dentro (no sé si me explico). La cosa es que eso ocurrió por el día, ya que por la noche, al llegar yo, me encontré la puerta "tapiada" con maderas. Y no sólo eso, sino que también tiró (literalmente) una de las chimeneas de la cocina, con tan mala suerte que el cocinero que llegó por la mañana no lo sabía, el tiro de la chimenea estaba roto y se inundó la cocina de humo, saltando la alarma. Pero todo quedó en un susto.... ¿Que exagero? Mirad este video (de mucho antes de aquello)
video

Lo único bueno del mal tiempo llega en invierno, dejando estampas tan hermosas como estas:
Si, es la fuente de la entrada del hotel. Hermoso, ¿verdad?

viernes, 15 de octubre de 2010

BIENVENIDOS AL HOTEL

Bueno, pues como últimamente no hay mucho que contar, os dejo con unos videos del hotel donde trabajo, para que veáis el glamour y el lujo que me rodea y del que me he empapado *erupta*
video
Como podéis apreciar, es un hotel hermosísimo (y no, no es un arbol de navidad lo que se ve en mitad del hall, es un centro de flores, eso sí, muy grande). También debéis perdonarme por la última parte del video, pero es que había poca luz y sale casi oscuro. Se trata de un pequeño museo que hay en el mismo hotel en memoria del abuelo del director, un conocidísimo cocinero segoviano.

En fin, siempre podréis pasaros por la web del hotel y echarle un ojo.... :P

domingo, 10 de octubre de 2010

SEQUÍA DE ANÉCDOTAS

Pues nada, que la cosa está de capa caída, porque, o ya apenas hay cosas que contar, o porque siempre son las mismas..... ¬¬
En fin, ¿qué tal el puente? A mi me toca currar, pero bueno, al menos este finde lo tengo libre (que vaya mierda de sábado, por otra parte). ¿Por qué? Sencillamente porque por un sábado que libro... ¡y no hay bodas en el hotel! Por otro lado, me alegro, así, mi compañera que le toca hacer estas noches tendrá un turno tranquilito. Y bueno, ya os contaré más cosicas. Y para no repetirme, tendré que echarle un ojo al blog, para no volver a decir las mismas cosas. Y poco más. Que tengáis un buen puente, y ya os iré contando más cosicas... si las hay. Y si no, ayudaré a provocarlas :P

miércoles, 6 de octubre de 2010

TENEMOS CHICO NUEVO EN LA OFICINA.....

.....se llama Farala y es divina XD Recordando ese mítico anuncio, os digo que ha llegado un chico nuevo de prácticas... Y ya era hora de que fuera un CHICO, que en cuatro años que llevo trabajando en el hotel, todos los de prácticas eran chicas. En fin, ya os diré más cosas de él (aunque no sé si contar algo, porque esto lo mismo lo leen mis jefes.....) :S Bueno, ya lo amoldaremos..... *risa malvada*

Y ya sé que actualizaría todos los días, pero entre que he vuelto de mis mini-vacaciones y que, como dije antes, ya no hay tantas anécdotas, pues la cosa ha ido decayendo, pero bueno, siempre os podré contar cosicas que pasen en el hotel, como ayer, que salí media hora más tarde de lo normal.... y todo por un grupo, ¡qué si no! Eran cerca de 90 habitaciones, y todos, a las ocho en punto, haciendo el check out (pagando la habitación), y dejando las maletas, que nuestra sala de consigna no daba abasto (la verdad es que nuestra sala de consigna en pequeñita, las cosas como son), y como las habitaciones tienen que estar libres a las 12, y este grupo no se iba hasta las 14h, pues... Las maletas que no cabían las tuvimos que meter en la recepción (que tampoco cabían todas). No sé cómo quedaría la cosa, ya que cuando ya se fueron todos a una reunión que tenían a las 8 y media, me fui a casa, que estaba ya cansado.

Ya sé que es una mierda de anécdota, pero es que estoy haciendo tiempo para cuando me dejen a solas con el nuevo por la noche..... No, no penséis mal, es sólo para enseñarle el trabajo de la recepción nocturna, y ahí ya os contaré bien todo. Un abrazo y seguid atentos al blog, a ver si antes de que acabe la semana os cuento algo nuevo :P

domingo, 3 de octubre de 2010

Sonríe o vete a otro sector - HostelTUR.com

Sonríe o vete a otro sector - HostelTUR.com

Aquí os dejo una noticia muy interesante sobre los trabajos de cara al público (como el mío). La verdad es que tiene mucha razón, sobre todo en lo de la sonrisa. Yo he de decir que la sonrisa me sale sola, sin querer. Incluso en días (noches) en que estoy de un humor de perros (bueno, raro es el día que estoy de buenas), y cuando un cliente se acerca a la recepción, pienso: "No te enfades, que el cliente no tiene la culpa". Y desfrunzo (¿?) el ceño y sonrío.

En fin, leed el artículo y ya me diréis.

sábado, 2 de octubre de 2010

DE VUELTA

Bueno, pues ya estoy aquí otra vez. Después de la semana larga de vacaciones que me han dado en el trabajo (diez días) vuelvo al pie del cañón. Y ahora me diréis: "¿Diez días? Eso es que te ha pillado la huelga, ¿no?" Hombre... Sí y no. Quiero decir que la hice.... obligado, porque me pilló librando. En realidad, mis vacaciones acabaron el lunes, pero me dieron libre hasta el miércoles (inclusive). El jueves volví, y quise haber escrito ese día, pero me pilló muy liado: que si un enorme grupo (que no se van hasta pasado mañana), que si colocar las reservas del mes entrante, que si guardar las reservas del mes anterior, en fin, que no me dio tiempo a pasarme por aquí. Pero ahora que tengo un poco de tiempo, os diré una noticia que, para mi, es feliz. Y es que mi madre ha conseguido trabajo (¿quién dice que con más de 40 años no consigues trabajo?). Ahí la tenéis, 50 años que tiene y ayer empezó a trabajar... en el hotel. Sí, trabaja conmigo. Bueno... no realmente, ya que está de camarera de pisos y yo estoy por las noches, pero según me ha contado, todo muy bien. Así que todo va yendo bien en mi familia. Ya sólo falta "enchufar" a mi padre... Por cierto... ¿alguno tiene trabajo por ahí? Lo que sea...

PD: Creo que las anécdotas cada vez van a ser más distanciadas en el tiempo, porque ya va siendo siempre lo mismo. Podría contaros lo que les pasa a mis compañeras por el día. ¿Qué me decís?

lunes, 20 de septiembre de 2010

VACACIONES

Pues nada, que desde hoy lunes tengo una semanita de vacaciones, así que, por ahora, este blog va a estar inmovilizado :P
Y los que me seguís (que os puedo contar con los dedos de una mano.... y me sobran dedos) no os preocupéis, que cuando vuelva a la semana que viene al curro, seguiré comentándoos (¿se escribe así, con dos "o"?) mis desventuras hoteleras.

Gracias por seguirme y un abrazo!!!!!

*Se despide mientras corre hacia el horizonte, maleta en mano y agitando efusivamente el brazo por encima de su cabeza*

sábado, 18 de septiembre de 2010

SORPRESA

Empiezo a tener fe y a creer en la bondad del ser humano. Sí, hoy me he puesto metafísico y filosófico. ¿Por qué? No sé si os acordaréis de un grupo que os comenté hace unas cuantas entradas, concretamente el grupo que querían irse a la piscina a las 5 de la mañana. Pues bien, ayer (o anteayer, que esto del turno de noche es un poco lioso en lo que respecta al tiempo) llego al hotel (después de librar 3 días) y me encuentro con que hay una sorpresa para mi.... para mí y para el segurata: dos bolsas (con el logo de Gillette) y unos sobres con nuestros nombres. La bolsa, bueno, os podéis imaginar lo que había dentro: un set de afeitado de Gillette, con una maquinilla de las últimas que anuncían, after shave, espuma y hasta un bote de exfoliante *_* Y cuando abro el sobre, veo el nombre del grupo y un mensaje: "Gracias por su servicio y atención, y disculpen las molestias". Al principio no caía en el grupo, pero he llegado a la conclusión de que eran ellos, los de la piscina. Por primera vez en cuatro años, alguien se digna a pedir disculpas. Si es que, el ser humano en bondadoso por naturaleza. Lo que pasa es que la gente no lo exterioriza... o simplemente no se acuerda.

lunes, 13 de septiembre de 2010

LA MALA EDUCACIÓN

Bueno, pues ha llegado ese día de cad mes en el que todo lo que puede salir mal, saldrá mal.... ESTAMOS A 13!!!!! Pero cuando soy consciente del día que es, la mala suerte es menor. Son cosas raras que pasan en mi día a día, como aquella vez que... XD Sí, otra anécdota (me voy quedando sin ellas ya).

Pues fue una noche, la típica de los grupos de empresa. Me llegan tres señores de un grupo que teníamos alojado a las tantas y..., bueno, sólo os diré que los ojos los tenían super rojos. Pues la cosa es que llegan de la juerga del centro de la ciudad y muy contentos (vamos, que se les oía descojonarse desde el otro lado de la calle) y uno me llega para pedir despertador (sí, lo hacemos), pero entre las risas, lo borrachos que venían y la hora tan temprana que dijo me hice el sueco. Pero el hombre volvió a pedirme que le despertáramos y esta vez le hice caso. La cosa es que lo apunto y veo a los tres señores dirigirse a las escaleras del hotel para subir a las habitaciones. Pero no. No suben. Se quedan tumbados (sí, TUM-BA-DOS) en ellas. Y seguían con su cháchara en voz alta (no muy alta, pero a oscuras, a las tantas en un lugar en silencio se oye mucho). Me acerco y, de buenas maneras, les indico que no se pueden quedar en las escaleras hablando, y menos tumbados. No recuerdo muy bien lo que me respondieron (es que ese momento es para olvidar) pero creo que me dijeron algo del tipo "hacemos los que nos salga (que para eso hemos pagado una pasta por las habitaciones)". Vamos, que estaba viendo que no iba a poder con ellos. La cosa es que el compañero de seguridad estaba al lado y se acerca al escucharnos. Yo me vuelvo a la recepción dejando al compañero con ellos, y les dice que no se pueden quedar en las escaleras hablando, y menos tumbados. Vamos, lo mismo que yo les dije. Y entre ellos que estaban cazurros y bebidos, y el de seguridad que es un hombre de mucho carácter, llegaron a discutir, pero mi compañero, ante todo, es un caballero educado, y antes de llegar a las manos o de ponerse a gritar, les llamó maleducados y se fue (no muy lejos, se quedó a mi lado). La cosa es que surgió efecto (¿es "surgió" o "surtió"? Porque la segunda me suena un pelín mal... Bueno, a lo que vamos) y se subieron a las habitaciones, no sin antes uno de ellos acercarse a la recepción y decirme: "Que sepas que hemos hecho esto por lo mal que has tratado a mi compañero" ¿Mal? A ver, vienen borrachos y lanzando carcajadas increíbles. Además, me piden que les despierte a una hora muy temprana. ¿Y seguro que esa es la habitación de él de verdad? ¿O es para gastarle una broma a un amigo? ¿O sí es su habitación, pero con el pedal que lleva, habrá dicho mal el número? "Además, no tenías por qué llamar a un señor que no conocemos de nada a decirnos nada" "Disculpe, pero ese señor es el compañero de seguridad, y estaba aquí mismo y al oírnos hablar se ha acercado a ver qué pasaba" "¿Y a quién dice que molestamos? ¿A ti?" "No. A los demás clientes que están durmiendo" "Pues esta tarde estaba yo en el hall y los niños me molestaban" "Una cosa son las cuatro de la tarde y otra las cuatro de la mañana" "Pues mañana pienso poner una queja" Pues sigo esperando esa queja..... y esto fue antes del verano. Si es que.... Siempre lo he dicho: la gente se queja luego de los chavales con los botellones, cuando son ellos peores que los jóvenes...

domingo, 12 de septiembre de 2010

Y sin habernos dado cuenta, ya estamos a sábado otra vez. Y otra vez bodas. Pero al menos esta noche sólo hemos tenido una. Y se portaron bastante bien (por lo que a mí respecta). Aunque he cantado victoria pronto, ya que... *mirando el reloj* a las 5:50 de la mañana oigo jaleíllo fuera. "Los de la boda, que ya se van". Pero oigo pitadas de claxon. Me asomo y veo a un grupo de jóvenes de la boda, ellas monísimas, cómo no, con sus vestidos, y ellos.... bueno, ellos deben de pensar que son los carnavales... Pero no por las pintas del típico invitado de boda a las tantas (corbata atada en la sien, camisa desabrochada, borracho perdido, sin soltar la copa ni cayéndose al suelo.... que también), sino más bien porque uno iba de Pedro Picapierda, otro de vaca.... Sí, son disfraces. Y tarareando a pleno pulmón la música que estaba puesta en el coche.... ¡¡¡XUXA!!! Os podéis imaginar la escena, ¿no? Es imposible aguantarse la sonrisa. Al principio, iba a ir a decirles que se cortaran un poco, que no eran horas de armar jaleo, pero me volví a la recepción. ¿Por qué? Imaginad la escena: pedir que se calle a una vaca borracha bailando al son de Xuxa. ¿Vosotros podríais aguantar la risa? Yo no. Gracias a Dios que al momento llegó un taxi y algunos montaron en él, y la juerga se calmó.

Bueno, mañana a ver si os cuento algo más, aunque viendo el día que es....

viernes, 10 de septiembre de 2010

Dios, cómo se nota que se han acabado las vacaciones, ¿eh? Apenas llevamos una semana de septiembre y ya ha dado un gran bajón la ocupación del hotel para estas fechas. La noche ha sido tan tranquila y me he aburrido de tal manera que he terminado de estar aburrido de estar aburrido (mal juego de palabras, lo sé). Tanto, que apenas me han dado ganas de escribir. Porque en noches como estas apenas pasa nada. Y las neuronas las tenía en huelga, ya que apenas me acordaba de ninguna anécdota. Hasta que me he acordado de una bastante graciosa.

Me remonto a un par de años o tres, cuando, lo que seáis de Castilla os acordaréis, tuvimos la plaga de topillos. Pues bien, el hotel, al estar a las afueras de la ciudad, en un lugar a medio urbanizar (a un lado tenemos el barrio, al otro un descampado), pues era normal que algun que otro topillo asomara la nariz. Y varias veces se nos colaban en el hotel. Por la noche me dediqué más a cazarlos que a mis verdaderas labores profesionales. Aún me imagino la cara que pondrán mis compañeros y mis jefes si pusieran lo que las cámaras grabaron una de esas noches. Vi a un topillo merodeando en la recepción y yo, caja en mano, dando vueltas detrás de él tratando de cogerle, pero se me escapaba siempre.

Pero lo bueno fue otra noche. Me avisaron de que teníamos un pequeño grupo (uno de los pocos, por no decir el único, que se portó muy bien) que estaba relacionado con algo del AVE. No recuerdo muy bien, pero creo que eran trabajadores que estaban haciendo un túnel para el tren. La verdad es que eran pocos (apenas seis o siete) y que vinieron a las seis de la mañana. Yo, pues les di los buenos días y les hice el check-in (les tomé los datos para la entrada). Mientras tecleaba en el ordenador, noté movimiento detrás de mí, y, con el rabillo del ojo, vi a un topillo (!). Con el sonrojo cubriéndome las mejillas y con una sonrisa nerviosa, no paraba de pensar "que no lo hayan visto", y creo que no lo vieron, porque estaban hablando entre ellos. Así que seguí como si nada.

Pero ahí no acaba la cosa: tenían preparado un pequeño desayuno en el comedor (tanto para ellos que entraban como para sus compañeros que los relevaban, que ya estaban alojados en el hotel). Cuando se fueron al comedor, vi a otro topillo (o quizá el mismo de antes) que se dirigía al comedor. Al rato, veo a uno de los clientes acercarse. "Ay Dios, que han visto el topillo". Pues no. "Perdona, ¿nos podría encender la luz? Es que estamos a oscuras". Acompaño al hombre hasta el comedor para encender las luces, cuando, de repente, veo al topillo avanzando decidido hacia nosotros. Yo le veía y pensaba "o te apartas o te aparto". Y no se apartaba. Y nuestros caminos se cruzaban. Y el hombre detrás de mí. Hasta que le tenía a un paso. ¿Qué hice? Separé un poco las piernas para no pisarlo y seguir mi camino. Lo que no sé es si el hombre, que estaba detrás de mi, se dio cuenta.

En fin, este verano ya nos hemos olvidado todos de los topillos (que parecían hámsters), ya que no se ha vuelto a saber más de ellos. Ahora sólo me debo preocupar de los moscones ¬¬

jueves, 9 de septiembre de 2010

¿Pre-universitarios o pre-escolares?

Como empiezan ya las clases, me ha dado por recordar el dolor de cabeza que me dieron unos universitarios, creo que de la Complutense. Venían a un curso de verano que se impartía en La Granja de San Ildefonso (a ná y menos de Segovia), y como en el Parador de allí parece ser que no cabían, pues se alojaron en el nuestro. Pues eso, que eran chabales de 17 años (año arriba, año abajo), lo que se podría llamar "pre", pero no preuniversitarios, sino más bien como preescolares, porque eran peores que los niños pequeños.

Una noche (que estuvieron varias) uno se puso a llamar a TODAS las habitaciones a las tantas diciendo ser de la recepción y que pedían que bajaran para tomar los datos porque ha habido un error o no se qué. Y una señora (que no tenía nada que ver con estos..... entes corpóreos) me llamó a la recepción (a todo esto, eran como las 2 de la mañana) y, eso sí, muy educada la señora, me lo hizo saber. Y yo: no se preocupe, que se lo digo a mi compañera de la mañana para que se lo haga saber a mis superiores. Y lo supieron. Vaya si lo supieron.

Otra noche me dio por dar una vuelta y me encuentro a tres de ellos, en mitad del pasillo, en bañador y secándose con una toalla. Cuando me acerco se quedan en plan :O
"¿No estarán usando la piscina?" No, es la bañera. Vale, pero no pueden secarse en mitad del pasillo. Pero lo peor es que los jefes estaba durmiendo en esa misma planta!!!! Y bueno, poco más que recuerde (es que aquello fue hará unos tres o cuatro años, cuando empecé a trabajar en el hotel). La cosa es que la siguiente noche estuvo muy tranquila. Porque la encargada del grupo les llamó la atención. Según me comentaron las compañeras, cuando la dijeron todo lo que hacían por la noche, la mujer se levantó de la mesa (era la hora de la comida) y se puso: ¡¡¡¡QUE SEA LA ULTIMA VEZ QUE ME DICEN QUE MOLESTÁIS A LA GENTE!!!!! ¡¡¡¡¡SE ME CAE LA CARA DE VERGÜENZA!!!!! Etc... Lo curioso es que ese fue el último año que vinieron.....

En fin, espero que vosotros seáis más conscientes de vuestros actos y tengáis un mínimo de respeto.

Hasta otro día, "entes corpóreos"!!! XD

lunes, 6 de septiembre de 2010

ODIO LOS GRUPOS

Sí. Odio los grupos. Y no se me caen los anillos por decirlo. Es que son peores que los niños pequeños, por favor *modo Berta Rumana on* (Si sois fans de Sé lo que hicisteis os hará gracia). En fin, a lo que iba. Os comentaré lo que me pasó esta misma semana con un grupo (creo que fue lo más surrealista que he vivido en cuanto a grupos se refiere). Bueno, pues, como todo grupo (de empresa) que nos llega, tienen los planes hechos: desayuno a las, reunión a las 9, comida a la 1... En fin, y luego cenan fuera, y lo normal: alargan hasta las tantas la cena para luego irse de parranda (a mi no me afecta, ya que, como acabo de mencionar, cenan FUERA del hotel). Pero alguna vez tendrán que venir al hotel, ¿no? Pues eso, que me suelen llegar "alegres", pero con cierta compostura, eso sí. Pero es que lo del otro día... En fin, allá va:

Me llegaron, no sé la hora, quizá ya eran las 3 de la mañana.... o quizá las 5. La cosa es que me preguntan si está la piscina abierta. Lógicamente, a esas horas no hay piscinas que valgan, pero insitían."¿Y la del SPA? ¿Nos podrías abrir el SPA?" Y yo, que no, que no son horas además que esos servicios se rigen por un horario. La cosa se quedó ahí y se fueron a las habitaciones.... o eso quería yo, ya que, antes de dejarme solo, oí a uno decir: "Dentro de diez minutos todos en bañador a la piscina". Y yo, pensando: "No serán capaces.....". Recibí la respuesta a los diez minutos al ver bajar a uno las escaleras en bañador y toalla en mano..... y después unos cuantos más. Pero no iban a la puerta del jardín (y de la piscina, claro), sino que se iban a una habitación. El compañero de seguridad y les vigilamos. El de seguridad le dio por salir al jardín (la habitación a la que iban, donde se alojaba un compañero) tenía terraza con acceso directo a la piscina. Y, ¿sabéis qué vio? Sí, vio a dos que iban directos a la piscina. El segurata les llama la atención y les dice que no se pueden bañar a esas horas, y consigue que entren en la habitación. Yo estaba en la puerta del jardín, y como también podía ver el hall del hotel, les veo pasar. Voy a la recepción (el segurata ya había vuelto y estaba cerrando la puerta) y uno del grupo me dice: ¿Por qué no podemos bañarnos en la piscina? Estaremos calladitos. Y yo: no es por eso; es que la piscina tiene un horario, y además no son horas (pura lógica y sentido común). Y me dice, todo chulo: Pues si a esta gente no les dejas bañarse, no van a volver al hotel. Porque el grupo ocupa el 90 % de las habitaciones del hotel. Y yo le digo: y el 10 % restante son clientes que nada tienen que ver con el grupo. ¿Qué preferís, 2 ó 70? (Se entiende que clientes, porque era un grupo de 70 personas, aunque los que querían bañarse no eran más de 8 ó 10). Y yo le salté "Pues prefiero 2 clientes educados a 70 maleducados". Sí, lo sé, mi oficio exige cortesía y eso de que "el cliente siempre lleva razón" impera, pero es que la paciencia tiene un límite, y aquello me salió del alma.

Es como otro grupo, hace algo más de tiempo, que también estuvieron de juerga por la noche, y me vuelven (como todos) a las tantas y con cuentagotas. Este grupo que os digo, lo que me hicieron fue, que me llegaron creo que eran cuatro de ellos, y eran ya las seis de la mañana. Doy los buenos días muy cortésmente, me contestan de la misma manera, y les veo que van en dirección al jardín. Oigo la puerta abrirse y me asomo, y ahí estaban: los cuatro tan campantes fumando. Les digo que no se pueden quedar ahí, porque está cerrado. ¿Y dónde fumamos? En la calle. Esto es también la calle. No, esta zona ahora está cerrada. Vamos, que se creían en el barco de Chanquete (los más mayores supongo que entenderán el chiste. Ya sabéis: del barco de Chanquete no nos moverán.....). Yo intentaba poner todas las excusas posibles para que entraran al hotel, pero ni caso. Una tia del grupo me soltó al final, toda chula también, una frase que no recuerdo, pero que se podría traducir por: "Nosotros hemos pagado para estar aquí, y podemos hacer lo que queramos". Yo, viendo que no se movían, pensé:"Pues muy bien", y cerré la puerta (no la cerré con llave, pero es una puerta que no se puede abrir desde fuera). Y ahí les dejé. Llamaban a la puerta, la aporreaban. Y yo ni caso."¿No queríais estar en el jardín? Pues ahora vais a tener jardín para aburrir". Pero tuve que ceder y abrirles. Y la chula, ¿sabéis qué hizo? SE FUE A LA PUERTA DEL HOTEL A FUMARSE OTRO CIGARRO!!!!! *Desesperación* Se lo dije antes, pero no me hizo caso..... Y tengo más anécdotas de estos grupos..... que se supone que edad media de sus integrantes no baja de la treintena, pero son peores que los adolescentes..... En fin, ya os seguiré comentando otros grupos..... Que los hay peores.....

domingo, 5 de septiembre de 2010

SABADO ¬¬

Pues eso, que ya es sábado.... otra vez. Y eso sólo puede significar una cosa: bodas. Sí, en el hotel se celebran banquetes de boda que suelen durar, como mínimo, hasta las 3 de la mañana. Ultimamente se están portando muy bien los invitados, no me dan mucho la tabarra, pero es que antes..... puff!!!! Antes era horrible. Os lo digo de corazón: si alguno que lee esto piensa casarse, que lo haga, no soy quien para decir qué debéis y qué no debéis hacer, pero, por favor, nada de barra libre!!!! Que luego la gente se alegra demasiado y.... Bueno, hace poco tuvimos una boda en la que el novio y el hermano bebieron demasiado, pero eso sí, supieron comportarse. Pero hay otras bodas que....

Bueno, hubo una en la que me llegó uno de los invitados pidiendo para beber. Yo le dije que no podía servirles (no está dentro de mis labores como recepcionista, algo lógico, no?), y me responde que no, que no hace falta que le sirva, que conque les dé una caja de coca cola les bastaba. Yo le dije que si querían beber algo, que se lo pidieran a los camareros (aunque yo ya sabía que se habían ido todos, y el que quedaba por allí era el guarda de seguridad). Y el hombre me dice que el camarero que estaba allí le dijo que se viniera a la recepción a pedir la bebida. Ahí le calé, porque:
1) No había ya camareros.
2) El único que estaba, como ya he dicho, era el segurata, y era imposible que dijera tal cosa.

Yo seguí negándome, y el tio termina diciéndome (pero de buenas) que estaban muy secos por el baile y eso, y que se estaban bajando TODOS las bebidas del minibar de las habitaciones. Al final, cuando acabó el baile, veo al hombre coger el ascensor y me dice que al final sobraron muchas bebidas de las que bajaron.

Si es que.... Si se ha puesto un límite de horas o de bebidas, pues no se puede hacer nada. Eso lo pactan los novios con el hotel (creo, que yo hasta ahora no he hecho ningún contrato de banquete de boda, eso lo lleva una compañera). Pero ya se comportan todos muy bien. Tan sólo vienen a lo de siempre: taxi y/o cambio para comprar tabaco.

Ahora sólo me queda esperar a que lleguen las 3 (que ya lo son) para que acaben las 3 bodas que tengo hoy (bueno.... hay una que pone que dura hasta las 4 y media), pero bueno, esperemos que no me den mucho la lata.

Por cierto, ¿es normal en un banquete escuchar, en el baile, a Manolo Escobar, Raphael, Raffaela Carrá..... y "España Cañí"? Os digo (que no sé si viene de esa boda) que una de las bodas es de un militar.

Bueno, cuando leáis esto yo ya estaré en casa tan agustito en la cama, pero hasta entonces, tengo que aguantar ¬¬

sábado, 4 de septiembre de 2010

LA DIFERENCIA ENTRE LA H Y LA M

Bueno, pues aquí va la primera anécdota (quizá de las típicas) de un hotel, y es que hay gente que no sabe diferenciar la "H" de la "M"; vamos, que la gente confunde el hotel y el motel. Esto me suele pasar sobre todo con los grupos de empresas, que salen porla noche de juerga y luego me vuelven a las tantas de la madrugada sin recordar ni su propio nombre. Hace tres noches, me llegaron tres de un grupo y me dijeron que tenían a cinco chavalas en la puerta esperando y me dijeron si las podían subir. Yo me quedé sin saber si me lo decía en broma o en serio. Le respondí que no. Luego me preguntaron que qué hacían entonces con ellas. Yo les respondí que se las tendrían que llevar a otro sitio. Y ahora viene lo bueno: me dijeron que me dejaban a una de ellas si las dejaba pasar. No dije nada, pero poco faltó para que le respondiera:"Pues se iba a divertir mucho la muchacha conmigo" *Ironía* Al final me dijeron que era una broma.

Aquello fue una broma, pero a la noche siguiente, a eso de las cinco de la mañana (me acuerdo perfectamente porque fue poco antes de que llegue la chica que prepara los zumos y los bollos para los desayunos aparte de preparar la comida, que llega a esa hora), y me baja un cliente (nada que ver con el grupo de la noche anterior, porque se fue esa mañana) preguntando por los periodicos. Le doy los que recogí de la cafetería del hotel (para tirarlos), coge uno y sube a la habitación. Al poco baja para que le cambie un billete..... ¡¡¡de 500!!! Sabiendo la caja que teníamos esa noche, le dije que no, que no teníamos tanto cambio (cosa cierta, sobre todo pensando en el montón de salidas que había para la mañana). En fin, el hombre se sube a la habitación nuevamente, no sin antes avisarme de que llegaría una chica (!). Y sí, llegó la chica preguntando por la habitación (me dijo el número de habitación, tal y como me avisó el cliente). En fin, que no pude más que indicarla dónde estaba la habitación, y para allá que se subió la muchacha.... Pero aquí no acaba la cosa: después de un buen rato (serían ya las 7 de la mañana), me bajan los dos preguntando por una farmacia de guardia.....

En fin, Serafín, espero que esta anécdota os haya interesado, pero hay más, ¿eh? Ya dije en la entrada anterior que actualizaré según me ocurran, pero si durante varios días no pasa nada, echaré mano de los recuerdos. Un beso y comentadme!!!!! :D

viernes, 3 de septiembre de 2010

BIENVENIDOS

Pues eso, bienvenidos a este pequeño blog donde pondré anécdotas y sucesos que me pasen durante mi turno (nocturno) en la recepción de un hotel de 4*. Algunas anécdotas son eso, anecdóticas, que no son muy sorpresivas, pero en cambio hay otras que hay que vivirlas en directo. Espero que os guste, y este blog se actualizará según me ocurran las cosas (que no es todas las noches, gracias a Dios).